La educación pervertida

CUANDO LOS NIÑOS SE CONVIERTEN EN CLIENTES Y LAS FAMILIAS EN USUARIAS O LA MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACION INFANTIL

Pilar García Sanz. Directora de la Escuela Infantil Publica “Las Nubes”

Para comenzar el artículo me gustaría citar las palabras del Informe de la OIT para el debate en el Foro de Dialogo Mundial la educación de la Primera Infancia porque son muy clarificadoras:

La importancia de intervenir oportunamente. En décadas recientes, las investigaciones en neurobiología y otras ciencias que estudian el cerebro han permitido determinar que gran parte de la arquitectura cerebral de los niños se desarrolla en los primeros cinco años de vida. Antes de los tres años de edad hay algunos períodos sensibles durante los cuales el desarrollo de los niños puede verse afectado si no reciben estímulos adecuados (UNICEF, 2001, págs. 14-15). Si bien la capacidad de reorganización del cerebro se mantiene durante toda la vida y puede potenciarse mediante intervenciones correctivas, hay acuerdo general en que durante la primera infancia el cerebro se forma a una velocidad que nunca volverá a repetirse (UNICEF, 2001, pág. 14). Cuanto más tiempo tarde la sociedad en intervenir en el ciclo de vida de un niño en situación desfavorecida, más costoso resultará restablecer la normalidad. (Naudeau y otros autores, 2011, pág. 19).

Manifestación en defensa de la educación infantil 6J 2014

Manifestación en defensa de la educación infantil 6J 2014

En la Comunidad de Madrid, en la Educación Infantil 0-3 años, estamos asistiendo al proceso de mercantilización más brutal de toda la historia. La educación de la Primera Infancia ha pasado de ser un derecho a ser un objeto de lucro para algunas empresas, y en muchos casos, un objeto de lujo para las familias que ven como cada vez les cuesta más pagar la cuota de sus hijos en una escuela pública, sin becas y sin cheques guardería, y otras familias que directamente no solicitan su plaza porque no pueden pagarla, razón por la cual hay muchas plazas libres en escuelas públicas de la Comunidad de Madrid, situación que seguimos denunciando.

Mientras esto ocurre y al amparo de la Administración Pública, se consolida el modelo de empresa neoliberal para gestionar la educación en la primera infancia. Para estas empresas la educación es un gran negocio y no debería recibir un trato distinto al de cualquier otra empresa. Esta idea la expresa muy claramente una de las socias directoras de Kidsco Balance S.L. en una entrevista concedida a libertaddigital.com “quieren ser líder en el sector y llevarlo al mundo de la empresa”. Por tanto, la educación queda despojada del sentido social de responsabilidad en la formación de las personas y de otros sentidos fundamentales de la educación infantil, como “ser compensadora de desigualdades” y “garantizar la igualdad de oportunidades”, sustituidos por un único sentido, el lucrativo.

Para estas empresas solo existe el “homo economicus”, es decir la ordenación de la realidad basada en la relación entre los costes y los beneficios, por eso los niños se convierten en clientes y las familias en usuarias. Se prescinde del valor de la relación educativa como componente fundamental para la construcción personal, desde el amor y el reconocimiento del otro.

La educación es un acto de amor, es un compromiso con la infancia y con la sociedad que solo se puede basar en el respeto y en la escucha a cada niño como persona, en el respeto a cada familia como actor principal de la educación de sus hijos. Es desde esta mirada desde donde se construye lo más profundo del SER humano.

La relación educativa es una relación personal con cada criatura que nos permite conocerlo, contemplarle en sus más profundos sentimientos, temores, carencias, alegrías, sus conflictos y anhelos. Es reconocerle como una expresión única e irrepetible de la Vida. Es brindarle la oportunidad de ser escuchado con interés y respeto, aceptándole y ofreciéndole un espacio para que pueda descubrirse con libertad y sin miedo a ser “calificado”, permitiéndole ser, sin tratar de moldearle a los requerimientos de los adultos y mucho menos del mercado. Es una relación que nos comprometerte con su desarrollo personal, acompañándole con una mirada de confianza en sus posibilidades, porque los niños y niñas son competentes. De cómo le miremos va a depender, nada menos, que su identidad personal.

Toda esta riqueza solo se puede desplegar en un Centro cuya finalidad sea ofrecer las mejores oportunidades de crecimiento, de conocimiento y exploración del mundo, y con los mejores profesionales. Cuando esto se desvirtúa con intereses económicos, con afán de negocio, no estamos en claves de buscar el desarrollo humano sino el desarrollo empresarial. Y por tanto se pervierte el objetivo de la educación, y los niños son clientes y las familias usuarias.

En el ámbito de la educación infantil nos enfrentamos a empresas cuya ética se basa en el mayor beneficio con el menor coste, con una visión del lucro que no tiene límites, los niños y las familias son meros instrumentos para conseguir beneficios, solo tienen en cuenta la subjetividad economicista del empresario y los objetivos de su “Business Plan”.

Su afán de negocio lo abarca todo, entran en la gestión de las escuelas infantiles públicas destruyendo todo el trabajo realizado por muchos profesionales que hemos construido un modelo de educación infantil colectivamente a lo largo de muchos años, mucha formación y la relación con modelos reconocidos internacionalmente. Desbancan a pequeñas cooperativas que tienen como único beneficio económico nuestro sueldos de mileuristas, y en las que solo perseguimos el poder continuar con el modelo educativo en el que creemos. Y aquí llegan estas empresas, queriendo ser “líderes en el sector” de la educación infantil, amparadas por la administración. Y nos preguntamos ¿lideres de qué?, ¿de un “nuevo modelo de educación infantil” con el único criterio de la eficacia económica?, ¿líderes en la destrucción de proyectos educativos que funcionan y que satisfacen a los niños y a las familias?, ¿líderes del mercadeo con la infancia? ¿líderes en enriquecer a las editoriales que ya han propuesto libros de fichas para los bebés, y nos consta que muchos de los proyectos de estas empresas se basan en la utilización de las mismas? ¿Qué especialización tienen en educación infantil 0-3? ¿cuál es su formación? ¿qué saben de las necesidades de los niños y niñas de estas edades? ¿Qué saben de la relación educativa con las criaturas de estas edades? Tenemos muchas preguntas importantes que hacer…

Otro capítulo es el de los profesionales, sus bajadas en los presupuestos para conseguir las escuelas, se fundamentan en el pago a los educadores de sueldos que desde nuestro punto de vista son “indignos” y alarmantemente bajos. Se amparan en la reforma laboral y como en el caso de Kidsco Balance S.L, han hecho un Convenio por debajo del convenio estatal donde una educadora gana 761,01 salario bruto, y si está de apoyo, 646,41 euros de salario bruto, con contratos en prácticas, sin estabilidad laboral y cuarenta horas semanales de trabajo. El informe citado al principio de este documento de la OIT dice que “las condiciones de trabajo influyen en gran medida en la calidad de los servicios prestados en la educación de la primera infancia, en la que la relación tanto educativa como de cuidado entre los educadores y los educandos es tan importante”. Creemos que los datos son significativos por sí mismos, con estos salarios entramos en una profunda precarización de las condiciones de los profesionales del sector de la educación infantil, pasando a formar parte de lo que algunos autores denominan como nueva clase social “el Precariado” (STANDING, G., 2013), personas que trabajan pero que con su sueldo no pueden cubrir las necesidades familiares. Lo más preocupante es que estas condiciones influyan en la relación que establezcan unos profesionales “mal pagados” y poco formados, con los niños y niñas. Trabajamos con edades muy vulnerables, nuestro trabajo no le podemos automatizar, es una relación personal y las emociones atraviesan esa relación. A la vez, sospechamos que las educadoras tendrán poca capacidad de decisión en el proyecto educativo de la escuela, será difícil generar una vinculación con el mismo. Tenemos todos los ingredientes para que la calidad esté “bajo sospecha”.

Terminamos con otra cita del Informe de la OIT : “ La idea central del presente informe es que la educación de la primera infancia es una inversión crucial para todos los países y requiere más atención en lo que respecta a políticas, financiación y organización de la misma para proporcionar el máximo acceso a ella a los niños pequeños y a sus familias, y que las competencias y condiciones de trabajo del personal son esenciales para preservar su calidad.”

Está claro que los políticos de la Comunidad de Madrid no escuchan estos informes de expertos. Nos preguntamos si esta situación se debe al conocimiento que tienen los citados gobernantes, de la gran importancia de la educación infantil para la formación de las personas, y es por esto que quieren encaminar la educación de la Primera Infancia hacia el modelo de sociedad y de persona que promueven con sus políticas neoliberales. Estamos viendo como están tomando decisiones que pasan el peso de la educación de lo político a lo económico, haciendo bandera del “abaratamiento”. La educación infantil está pasando de ser un derecho para todos los niños y niñas, independientemente de su condición social, a una mercancía de consumo individual (solo para los que pueden pagarla). ¿Qué tipo de sociedad y de ciudadano se pretende construir?. Sabemos que su ideal de ciudadano es el “ciudadano florero” (García Arranz, J.; Rebelión, 2014), “consumidor insaciable”, sometido, sin capacidad crítica, individualista, sin conciencia política, reproductor del sistema. Para ello el modelo educativo es: niños obedientes, domesticados, sin oportunidad de encontrar sentido a su acción, competitivos (los excelentes y los excedentes), individualistas…

Pero todavía quedamos muchos profesionales con un conocimiento profundo de la etapa, que sabemos que la educación es política, porque conforma un modelo de persona y de sociedad y, que vamos a seguir peleando por otro modelo de persona, por unos proyecto que construyen personas libres, autónomas, responsables, críticas, solidarias y sensibles hacia los otros, … ¿SERA POR ESO QUE NOS QUIEREN ECHAR?

#nomebajodelasnubes

#educacióninfantilpúblicadigna
#laeducacióninfantilnoesunnegocioesunderecho

#nomebajodelasnubes #salvemospatasarriba #norecorteslahiedra #escuchalacaracola #elliron escuela infantil #elaguadulcedéjalacorrer#amanecer escuela infantil #lasviñas escuela infantil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s