“Un paseo por Las Nubes”, o como contarle a los niños el cuento de la Pública

elpais_reportaje-lasnubes_web-2014-MONICA-CARREÑO

Foto de Francis Tsang, sacada del reportaje de EL PAIS , UNA “GUARDERíA” CON CIMIENTOS

 

PDF con el reportaje

Había una vez, junto a las vías del tren, una escuela infantil que se llamaba Las Nubes. Era grande y tenía un hermoso jardín con un laberinto, una casita de madera, toboganes y un huerto en el que crecían fresas, rabanitos y lechugas entre otras cosas. En el interior, una larga rampa recorría la escuela. Por ella, los niños subían a toda prisa a las clases de los Búhos o de las Ardillas, que estaban en el segundo piso, o bajaban corriendo a la sala de colchonetas. Pero lo mejor de la escuela eran las profesoras y la gente que trabajaba allí: Rosa, Sara, Tania, Marta, Puri, Mari Ángeles, Ana, Cecilia, Mónica, Marisa, Marisol, Maribel, Rebeca, María José, Bea… A Pilar, la directora, le encantaba pasar largos ratos en las clases. Conocía los nombres de todos los niños y niñas y los de sus padres y madres. Los niños eran muy felices en Las Nubes. Aprendían jugando, creando, experimentando, pintando como Pollock, embadurnándose de harina unos a otros, escuchando cuentos, cantando, regando el huerto…A veces, si a un amigo no le apetecía mucho comer, el de a lado le ayudaba, y si discutían, lo arreglaban sin pegarse. También eran conocidas en Las Nubes las fiestas que allí celebraban padres, niños y educadoras, en las que nunca faltaban brochetas de fruta o las actuaciones de las Alaska Pikler Band.

Unos señores que mandaban mucho decidieron que iban a hacer concursos que consistían en que el equipo de profesores que mejor cuidara a los niños se quedaría con la escuela. Como el equipo de profesoras de Las Nubes era el mejor, siempre ganaba los concursos. Y así pasaron diez maravillosos años.

 Pero un buen día, los señores que mandaban, a quienes les gustaba mucho el dinero, dijeron que esa vez el concurso lo ganaría el equipo de gente que menos dinero gastase en comprar material para hacer las actividades y que la comida ya no tenía que ser tan rica como la que hacía Carmen sino sobre todo muy barata.

foto: Pablo Sanjurjo

foto: Pablo Sanjurjo

Entonces los niños, niñas, padres, madres, educadoras y toda la gente que trabajaba en Las Nubes se pusieron muy tristes porque pensaron que quizá ese sería el último año que podrían estar todos juntos. Los padres estaban tan asustados que le pidieron a una de las señoras que mandaban, que se llamaba Anita Ramona, que por favor dejara a las profesoras quedarse más tiempo en la escuela, pero no les hizo caso. Como nadie quería dejar la escuela gritaban: “No me bajo de las nubes”, “No me bajo de las nubes”…Padres, niños y profesoras enviaron cartas, salieron a la calle, contaron su historia a todo el mundo para ver si alguien podía ayudarles a que los niños estuviesen con las profesoras que tanto les gustaban y que ya conocían.

Estaban a punto de llegar las vacaciones de verano y ni profesores, padres o niños sabían qué equipo encontrarían en Las Nubes al volver. ¿Os imagináis qué pasaría si cuando los niños subiesen la rampa para ir a sus clases ya no existiese ni la clase de las Ardillas ni la de los Búhos? ¿Y si los bebés buscasen a Tania o a Puri para enseñarles como habían aprendido a caminar durante el verano ya no las encontrasen? ¿Y si desapareciese el cuarto de disfraces o el huerto? ¿Y si ya no estuviese Pilar, que los conocía a todos?¿Y si todas las personas que trabajasen en Las Nubes fuesen completos desconocidos? ¿Y si ya no supiesen cuidar tan bien a los niños?

Como no sabemos el final del cuento no os lo podemos explicar, pero si queréis que tenga final feliz ayudadnos a difundir nuestra historia para que el proyecto educativo VAL, que lleva diez años gestionando fantásticamente Las Nubes, se quede mucho más tiempo haciendo felices a niños y padres.

 

CONTINUARÁ….

Un hecho real en formato de cuento, escrito por Paula Ehrenhaus para #nomebajodelsnubes

 

Otras muchas escuelas están sufriendo este drama que compartimos, cada una tiene su historia real que contar #salvemospatasarriba #norecorteslahiedra #escuchalacaracola #ellironescuela infantil #elaguadulcedéjalacorrer #amanecer escuela infantil #lasviñasescuela infantil

#educacióninfantilpúblicadigna
#laeducacióninfantilnoesunnegocioesunderecho

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s