Para reducir costes, los profesores se encargan de la limpieza. – elDiario.es

La mala gestión de Ana Botella en una guardería municipal acaba con los profesores haciendo de limpiadores

La dirigía con éxito una cooperativa de docentes hasta el año pasado, pero el Ayuntamiento la sacó a concurso para ahorrar Ahora, la empresa que se hizo con la gestión de La Caracola rechaza renovar el contrato porque las cuentas no le salen

leer Art. de Laura Galaup  En eldiario.es

La empresa adjudicataria de La Caracola, una escuela infantil situada en el norte de la capital, ha rechazado renovar el contrato firmado con el Consistorio para el próximo curso porque “las cuentas no le cuadran”. Los padres denuncian que durante este curso los recortes en material se han repetido y que para cuadrar las cuentas, las profesoras son las encargadas de limpiar el aula una vez han terminado las clases. 

El curso pasado, la cooperativa de profesores que llevaba 24 años dirigiendo la escuela, El Globo Rojo, perdió su gestión después de que el Ayuntamiento de Madrid sacase a concurso 18 centros educativos infantiles. En esta subasta el Consistorio premió a las empresas que realizaban las ofertas económicas más bajas en detrimento de las sociedades que ofrecían un proyecto educativo mejor valorado. 

La empresa que ganó el concurso de La Caracola fue Javier Moreno Ramírez SLNE. Desde su entrada en la escuela el AMPA ha denunciado que los recortes de presupuesto se han ido repitiendo, sus portavoces señalan que la dirección ha intentado reducir el material que utilizan los alumnos en clase.

Además, explican que los recortes afectan directamente a las docentes. “A principio de curso vimos que dentro del equipo no había personal de limpieza. Cuando no hay niños, las educadoras se ponen a limpiar sus aulas y la cocinera se encarga de las zonas comunes”, apunta Nuria (nombre ficticio), madre de una de las alumnas que también llevó a su hija mayor a este centro educativo.

No van a renovar el contrato

En marzo el equipo directivo comunicó a los padres que no iban a seguir gestionando la escuela el próximo curso porque la empresa ha perdido dinero durante este año. “Nos explicaron que con el presupuesto pactado no es rentable. Por eso cuando salga otra vez a concurso harán una oferta superior”, señala Nuria. A los miembros del AMPA no les ha pillado por sorpresa esta decisión. “La oferta que presentó Javier Moreno supuso una baja temeraria y, durante la subasta, pensábamos que iba a ser rechazada”, continúa. “El dueño de la empresa hizo las cuentas planeando que iba a tener todas las aulas llenas y no ha sido así. En noviembre ha tenido que cerrar una de las clases de 2-3 años por escasez de estudiantes”, añade Cristina, que también pertenece a la asociación.

Según los datos publicados por el Ayuntamiento a esta empresa se le adjudicó la gestión al ofrecer 145.376 euros. El Globo Rojo presentó un proyecto más caro, consiguiendo una puntuación destacada en el apartado educativo, 44 sobre 45 puntos. La empresa gestora no ha querido explicar a  eldiario.es directamente por qué no van a renovar el contrato. 

Los portavoces del AMPA consideran que el Consistorio de Ana Botella es el culpable de esta situación al haber organizado un concurso de adjudicación en el que “solo se buscaba recortar el presupuesto destinado a la educación infantil”. Cuando se conocieron los pliegos de licitación la oposición estimó que en algunos casos  los recortes reducían en un 40% el presupuesto de las escuelas. Incluso la Defensora del Pueblo se interesó por esta situación, pidiendo explicaciones al gobierno municipal por la reducción en la inversión. Esta redacción ha contactado en varias ocasiones con el Ayuntamiento de Madrid, sin haber recibido respuesta por el momento.

Tres gestoras en tres años

Los representantes del AMPA denuncian que si el concurso de este año lo gana una nueva empresa, sus hijos van a crecer durante tres cursos con tres equipos distintos. “Volvemos a estar un año más con el futuro incierto de quién estará con nuestros hijos en septiembre”, apunta Cristina. Por su parte, fuentes de la Junta de Distrito de Fuencarral- El Pardo confirman que los nuevos pliegos ya están redactados, a la espera de ser publicados en el “perfil del contratante”.

El Globo Rojo no ha sido la única cooperativa que el año pasado perdió la gestión de su escuela, otros cinco centros educativos dejaron de ser dirigidos por el equipo de docentes a ser administrados por empresas de servicios. Al principio de curso varios padres denunciaron problemas en estas escuelas. El Duende, Las Nubes y El Lirón comenzaron las clases sin material y sin tronas para los alumnos más pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s