¿Qué lugar para los niños y los adolescentes hoy?

Celeste Stecco. para la Mesa Redonda “La infancia y la adolescencia, su lugar en el barrio, en la sociedad y en el mundo”

Me conmueve estar hoy hablando aquí. Quiero agradecer a la actual Junta de nuestro distrito el acto de darnos la palabra. Como parte de No me bajo de las nubes, poder participar en esta mesa redonda tiene toda su importancia. Que las personas que componen la nueva junta nos den un lugar para hablar y quieran escucharnos es una muestra de que hay cosas que pueden cambiar.

La jornada de hoy es una muestra de ello, el hecho de que los niños, las niñas, los adolescentes y sus familias hayan sido invitados a participar de este gran acto que intenta poner de relieve algo fundamental: la consideración de los niños y adolescentes como sujetos de pleno derecho; y que en la organización de esta jornada se haya dado la palabra a los distintos colectivos de nuestros barrios que luchan cada día porque esto se cumpla.

IMG-20151121-WA0008A partir de 1989 España está obligada a cumplir los derechos universales del niño (menores de 18 años). Que exista esa obligación, no garantiza que esto se cumpla. Esto fue mostrado por el informe que el Comité de los Derechos del Niño realizó en el Estado español en el año 2011, en el que señaló el alto nivel de pobreza infantil, la baja dotación de recursos y servicios para la infancia, la deficiente coordinación entre los distintos niveles de la administración pública y los altos niveles de fracaso y abandono escolar. Podemos pensar que algo pasa con el cumplimiento de los derechos universales de la infancia en nuestro país.

Estamos viviendo en un mundo muy complejo, es un momento muy delicado en el que asistimos día a día a las consecuencias que tienen sobre las personas el que se ponga a la política a trabajar a favor de los mercados. Números vacíos y personas que sufren.
Los niños y los adolescentes no son ninguna excepción en esto. (de hecho, para Unicef, el sentido del 20 de noviembre es recordar a la ciudadanía que los niños son los más vulnerables y por lo tanto los que más sufren) Ellos, desde muy pequeños, son atravesados por esta deriva del mundo de hoy. Les ha tocado nacer y crecer en un sistema, el sistema capitalista, que sólo se sostiene si las personas aceptan el lugar en el que este les coloca. Es el mismo sistema el que se encarga de evaluar si esto se cumple.

Por medio de esa evaluación constante, el sistema discierne sobre cada persona, desde la primera infancia, si le sirve o no. Si le sirve, en el sentido utilitarista, pero también en el de “servidumbre”, ya que este sistema necesita de la servidumbre de las personas desde que nacen para seguir sosteniéndose.

El sistema educativo, el sistema de salud, tanto física como mental, los servicios sociales, etc. son estructuras por medio de las cuales, el sistema capitalista busca someter a los sujetos desde su llegada al mundo. La aplicación de rígidos protocolos desde el nacimiento de un niño le han hecho devenir “un objeto de medición”, al igual que a muchos profesionales del campo de lo humano, le han hecho devenir “técnicos”.

InfantesProtocolos aplicados a todos los niños y adolescentes por igual, mostrando una clara ideología: para este sistema habría un universal de niño y de adolescente, y se podría establecer una media en la que deberían persistir o superar. Hoy, desde el nacimiento, un niño es tratado por las instituciones como un objeto a ser medido. Percentiles, notas, coeficiente intelectual, test, etc. reducen el sujeto a una cifra que busca su universalidad y que denuncia a quien no la alcanza, convirtiéndose así, en un blanco de discriminación y exclusión, entre los que sirven y los que no.

Pero algo resiste a la maquinaria del sistema, hay algo que no se deja evaluar ni codificar: la singularidad de cada niño/a y de cada adolescente. Quizás eso es precisamente lo que el sistema intenta controlar sin saber que el fracaso lo tiene ganado: ¿Cómo medir con una escala lo singular que habita en cada sujeto por muy pequeño que sea? ¿Cómo uniformar la diferencia irreductible entre un niño y otro? ¿Cómo hacer entrar en un “ideal para todos” lo original de cada adolescente?

La singularidad de cada sujeto es un bagaje del que no puede desprenderse, y con él llega a la escuela, a la consulta del pediatra, al encuentro con un psicoanalista, al instituto… y es ese bagaje el que hace que, aunque se quiera “incluir” a cada niño en tablas, clasificaciones, sistemas de mediciones varios, haya algo que no entre ahí y que siempre es inabordable por esas vías, ya que universalizarlo es imposible.

11864844_1165104886838491_5935374687536712625_oEl sistema persigue una tarea imposible pero no se resigna; los niños y adolescentes tienen una tarea posible pero no fácil: hacerse un lugar en el mundo desde su singularidad, desde lo más propio de cada uno.

Porque no lo tiene fácil y porque es posible es que los profesionales que trabajamos en el campo de la infancia y de la adolescencia, los políticos que intentan limitar a este sistema que aplasta, los padres y las madres, tenemos una gran tarea por delante: acompañar activamente a los niños y adolescentes en la invención de su lugar elevando al estatuto de mayor dignidad lo suyo más singular. Nuestra tarea tampoco es fácil, pero también es posible.

Si bien es un momento difícil para la consideración de los sujetos en tanto “sujetos de pleno derecho”, no son pocas las personas (padres, madres, maestros, pediatras, psicoanalistas… activistas…) que resisten activamente a este empuje, y que con todo el esfuerzo de lucha que supone hacen prevalecer lo que hoy da nombre a nuestra jornada: Diferentes pero iguales considerando a cada niño, niña y adolescente como sujeto singular y digno de pleno derecho.

 

#nomebajodelasnubes #juntaderetiro #derechosdelainfancia #20N

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s