El Ayuntamiento de la capital se comprometió hace unos meses a cambiar los pliegos de condiciones para favorecer la devolución de la gestión a cooperativas sin ánimo de lucro.

Artículo en ElDiario.es aquí.

-El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprueba reducir las cuotas mensuales de los centros públicos un 20% el próximo curso

-Las tarifas crecieron mucho más de un 100% desde 2012 bajo el mandato de la expresidenta Esperanza Aguirre

-Con esta decisión se apaga el primer fuego, pero no el único: la entrada de empresas no especializadas en la gestión continúa en el centro de las críticas

(…)

Más del 50% de los niños y niñas restantes están inscritos en guarderías privadas, cuyo acceso se facilita a las familias con un cheque de 100 euros mensuales de la Comunidad de Madrid. Durante estos años, esta ayuda para favorecer la matriculación en la privada ha igualado prácticamente las cuotas de los centros privados con las de las escuelas públicas. La situación se ha interpretado desde las plataformas defensoras de la educación 0-3 como una “maniobra para privatizar” esta etapa educativa no obligatoria.

La otra trinchera abierta: la gestión

Desde que la región diera el pistoletazo de salida al modelo de gestión indirecta en el tramo 0-3, las claúsulas que determinan la adjudicación de los centros a la empresa o cooperativa ganadora del concurso han sufrido modificaciones muy significativas. Tras 10 años con estos conciertos en marcha, el Gobierno del Partido Popular ha transformado por completo –y casi a modo de laboratorio– la fisionomía de toda la red sostenida con fondos públicos.

En los primeros pliegos, la propuesta pedagógica de las candidaturas se equiparaba en puntuación a la capacidad de gestión económica. Este reparto inicial facilitó la entrada de grupos con proyectos pedagógicos a la vanguardia de la innovación educativa que, en los últimos años, se están quedando arrinconados a favor de grandes conglomerados no especializados en el campo de la educación, como Clece (del grupo ACS, de Florentino Pérez) o Eulen (inicialmente dedicado a la limpieza), que buscan un beneficio de esta actividad.

Este trasvase es una consecuencia directa de la implantación de un sistema de subastas que otorga la gestión a la empresa o cooperativa que oferte la plaza a un precio más bajo. Desde 2008, el peso mayor en la puntuación (45%) depende de esta cifra. Hasta ese momento, las escuelas infantiles tenían un presupuesto cerrado, es decir, todas un mismo capital fijado por la Consejería de Educación que era invariable.

Los colectivos de maestras y educadoras en defensa de la educación pública denuncia que este cambio de manos implica dejar en manos de grupos empresariales no especializados una etapa educativa fundamental para el desarrollo de los niños y niñas. El Ayuntamiento de la capital se comprometió hace unos meses a  cambiar los pliegos de condiciones para favorecer la devolución de la gestión a cooperativas sin ánimo de lucro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s