Mi hijo no ha sido admitido en la escuela pública. ¿Y ahora qué hago?

Leer aquí en YOROKOBU 

Educación por Raúl Arias

ilustración: Raúl Arias

Mi hijo tiene 3 años y no tiene colegio. Solicité cuatro centros del barrio y ninguno lo ha aceptado. Hoy se abre el periodo de matriculación, y nosotros no tenemos dónde. Hay muchos niños más sin escuela en Madrid. Según CCOO, en esta ciudad, hay 16.000 solicitudes sin atender de menores de varias edades.

La pesadilla empezó en las jornadas de puertas abiertas de los colegios.Aquellas sesiones ya auguraban un final poco feliz viendo la cantidad de padres y madres que acudíamos para tan pocas plazas. Lo que vino después fue un periplo de lista en lista, de reclamaciones en el registro, de mails sin contestar, de teléfonos apagados y de asépticos SMS de la Comunidad de Madrid comunicando la mala noticia (de estos colecciono cuatro): NO ADMITIDO. Consulte Centro/Portal Escolar.

Nunca antes un mensaje había causado tanta angustia. Escribo esto en mi segunda visita al SAE. Para los que tengan la suerte de no saber lo que significan estas siglas, aclaro: es el Servicio de Ayuda a la Escolarización. En Madrid hay seis y cada uno de ellos agrupa varios distritos. Ellos escolarizan. En esta fase del proceso, en la que ya se han repartido las plazas que había, acudimos a él los excluidos del sistema educativo. Y aquí estamos. Esperando. Escolarizar es sinónimo de esperar. Al menos, en Madrid.
He llegado a las nueve de la mañana. Dos horas y media después, me pregunto qué coño hago aquí. Una tía borde trata de gestionar la frustración de todos, pero nadie levanta la voz, ni siquiera parecen enfadados. Yo tengo ganas de llorar todo el rato y no entiendo por qué el resto no llora conmigo. Que no tenemos colegio, oiga, que no tenemos. ¿Cómo nos resignamos así de rápido?

Sigue leyendo

Carmena elimina el criterio económico en la concesión de escuelas infantiles…

…o para conseguirlo le queda un curso lectivo todavía.

Leer aquí el Artículo original de Marcos Pinheiro  para eldiario.es

El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la Comunidad de Madrid y se descuelga de la red regional de escuelas infantiles para crear una propia

Los nuevos criterios de licitación, que impedirán que se hagan ofertas económicas a la baja, tardarán un año en entrar en vigor

El Consistorio aún no tiene una solución para el próximo curso y está a la espera de un informe jurídico que avale la prórroga de los contratos actuales

Pancartas reivindicativas en un centro educativo / nomebajodelasnubes.info

Pancartas reivindicativas en el centro educativo E.I. Las Nubes. Retiro (Madrid)

 

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han llegado a un acuerdo para que las escuelas infantiles de la capital dejen de depender del gobierno regional. La principal consecuencia de este acuerdo es que el Consistorio podrá elaborar su propio pliego de condiciones para la licitación de los centros de gestión indirecta, aunque no entrarán en vigor hasta el curso 2017-2018, lo que supone  un retraso de un año respecto al compromiso inicial de Ahora Madrid.

Madrid, 5 de Mayo de 2016.

René Magritte - La Victoire, 1939

René Magritte – La Victoire

Estamos viviendo semanas de cambios ante el destrozo de la gestión Madrileña en las escuelas infantiles que arrastramos desde estos últimos años, tantos cambios que estaría bien hacer un histórico sobre la situación de las escuelas infantiles hasta la fecha que intentaremos crear en próximas publicaciones. Pero ante la confusión de tanto titular contradictorio ( que evidencia la lucha de poderes que malogran la educación en nuestro país) Vamos a resumir como están las cosas a día de hoy.

 

Actualmente las licitaciones marcadas por el convenio con la Comunidad de Madrid nos obligan a que un 35% del baremo de adjudicación valore la propuesta económica, con el agravante de que la propuesta más barata se lleva 35 puntos íntegros.
Esta situación ha derivado en que las grandes licitadoras que pueden ofrecer precios más bajos obtengan la licitación de las escuelas que anteriormente eran gestionadas por empresas o cooperativas específicamente educativas.
La decisión de generar una red municipal propia de Escuelas Infantiles nos permitirá aplicar, de cara al curso 2017 – 2018 criterios de baremación exclusivamente pedagógicos, objetivables según marca la Ley de Contratación Pública, pero no económicos. Las licitaciones saldrán con un precio fijo.

Sigue leyendo

“La educación no es hacer dóciles empleados, sino ciudadanos activos y libres” A. Gabilondo

King-fu-angel-gabilondo

Con todo nuestro respeto a Angel Gabilondo , a sus palabras y a las maestrías del Kung fu.

Nos parece que estamos a años luz de lo que debería ser una educación integral centrada en la infancia, por y para la infancia. Este artículo está muy bien, intenta sembrar esperanza porque TODAVÍA VAMOS POR AQUí, pegándonos con la LOMCE. No es una cuestión del país ni del retraso que llevemos respecto otros países, es UNA CUESTIÓN DE INTERESES POLÍTICO-ECONÓMICOS Y SIEMPRE LO HA SIDO, de que hay intereses que quieren dar luz o no en pedagogía, infancia, convivencia, tolerancia, etc…

Solo tenéis que ver la etimología de la palabra Maestro, que proviene del latín magister, que a su vez derivada de magis (más) dando la idea del nivel más alto, el más alto grado de competencia. Al contrario de su opuesto, que es minister, de minas (menos) minister (palabra de la cual deriva la palabra ministro) era el subordinado con con menos habilidades o conocimientos.. Como véis tendríamos que estar haciendo caso a los MAESTROS ( más) y no a los MINISTROS ( menos)

… si no os convencemos, solo tenéis que ver las películas de Kung Fu Panda, donde el grado más alto de un maestro del kunfú es convertirse en MAESTRO DE OTROS, ser el acompañante, el guía en el camino que ayuda a sacar lo mejor de cada uno de nosotros.

#nomebajodelasnubes

Leer Aquí el artículo de Eduardo Azumendi en elDiario.es

El exministro de Educación y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, no acepta que España necesita un gran cambio en la educación “porque no es un desastre”. Pero alerta de la progresiva mercantilización de la educación, donde se está imponiendo de manera “peligrosa” términos como competitividad y rentabilidad. “Claro que estoy a favor de la excelencia, pero desde la igualdad de oportunidades. La educación tiene que fomentar el derecho a la diferencia, pero sin diferencia de derechos”.

Sigue leyendo

El Ayuntamiento de la capital se comprometió hace unos meses a cambiar los pliegos de condiciones para favorecer la devolución de la gestión a cooperativas sin ánimo de lucro.

Artículo en ElDiario.es aquí.

-El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprueba reducir las cuotas mensuales de los centros públicos un 20% el próximo curso

-Las tarifas crecieron mucho más de un 100% desde 2012 bajo el mandato de la expresidenta Esperanza Aguirre

-Con esta decisión se apaga el primer fuego, pero no el único: la entrada de empresas no especializadas en la gestión continúa en el centro de las críticas

(…)

Más del 50% de los niños y niñas restantes están inscritos en guarderías privadas, cuyo acceso se facilita a las familias con un cheque de 100 euros mensuales de la Comunidad de Madrid. Durante estos años, esta ayuda para favorecer la matriculación en la privada ha igualado prácticamente las cuotas de los centros privados con las de las escuelas públicas. La situación se ha interpretado desde las plataformas defensoras de la educación 0-3 como una “maniobra para privatizar” esta etapa educativa no obligatoria.

La otra trinchera abierta: la gestión

Desde que la región diera el pistoletazo de salida al modelo de gestión indirecta en el tramo 0-3, las claúsulas que determinan la adjudicación de los centros a la empresa o cooperativa ganadora del concurso han sufrido modificaciones muy significativas. Tras 10 años con estos conciertos en marcha, el Gobierno del Partido Popular ha transformado por completo –y casi a modo de laboratorio– la fisionomía de toda la red sostenida con fondos públicos.

En los primeros pliegos, la propuesta pedagógica de las candidaturas se equiparaba en puntuación a la capacidad de gestión económica. Este reparto inicial facilitó la entrada de grupos con proyectos pedagógicos a la vanguardia de la innovación educativa que, en los últimos años, se están quedando arrinconados a favor de grandes conglomerados no especializados en el campo de la educación, como Clece (del grupo ACS, de Florentino Pérez) o Eulen (inicialmente dedicado a la limpieza), que buscan un beneficio de esta actividad.

Este trasvase es una consecuencia directa de la implantación de un sistema de subastas que otorga la gestión a la empresa o cooperativa que oferte la plaza a un precio más bajo. Desde 2008, el peso mayor en la puntuación (45%) depende de esta cifra. Hasta ese momento, las escuelas infantiles tenían un presupuesto cerrado, es decir, todas un mismo capital fijado por la Consejería de Educación que era invariable.

Los colectivos de maestras y educadoras en defensa de la educación pública denuncia que este cambio de manos implica dejar en manos de grupos empresariales no especializados una etapa educativa fundamental para el desarrollo de los niños y niñas. El Ayuntamiento de la capital se comprometió hace unos meses a  cambiar los pliegos de condiciones para favorecer la devolución de la gestión a cooperativas sin ánimo de lucro.

Los BEBÉS piden respeto ( EL PAIS)

Artículo de Marta Nieto para EL PAÍS  (Extra-Colegios)  13-Marzo-2016

bebés-piden-respeto-escuelas-infantiles

La educadora deja de ser el centro del aula, es una guía, acompaña el proceso natural del aprendizaje.

Sin gritos y sin prisas, sin obligaciones, pero con guía, cariño y dedicación. Así son las escuelas que buscan para sus bebés los padres más conciencias. Y cada vez son más los que desean otra forma de educar para el periodo 0-3 años. ( debería aunar 3 a 6 años también) Una etapa no obligatoria pero de gran importancia en el desarrollo futuro. “Hay familias jóvenes a las que no les vale cualquier cosa. Van buscando algo que respete el desarrollo natural de los niños. Y, sobretodo, no quieren lo que tuvieron ellos”, comenta Pilar García Sanz, directora de la escuela infantil LOS 100 LENGUAJES, una cooperativa privada de Arganzuela.

“Las familias ahora tienen los hijos de manera más consciente y eso hace que se interesen más por la educación que quieren para ellos” Prosigue García Sanz. “Y buscan alternativas de más libertad y autonomía, no en el hacer, si no en el pensar”. “la gente cada vez tiene más cultura y está más informada. Y dan mucha importancia a una crianza respetuosa”, Opina Diana Pérez, directora de la escuela infantil Patas Arriba, en Rivas-Vaciamadrid. Las redes sociales e Internet, con madres bloqueas, han contribuido a difundir este tipo de educación.

Montessori, Waldorf, Reggio Emilia, Pickler… , distintos métodos que inciden en la autonomía del niño y que está en boga. Ahora también para 0-3 años. Aunque no exista ninguna escuela pública infantil que lleve el nombre de alguna de estas pedagogía, si que se aplican en mayor o menor medida.

Sigue leyendo

La subasta de la educación infantil – El Mundo

Artículo de MARIANO GASPARET para El Mundo.

La modificación de los pliegos de condiciones en los que prima la propuesta económica sobre el proyecto educativo, la no incorporación de la cláusula de subrogación del personal e incluso el propio convenio de referencia del sector, ha dejado la gestión de los centros de infantil en manos de empresas que nada tenían que ver con la educación. Es decir, en la última legislatura a más de 5.000 niños madrileños se les ha cambiado el equipo educativo de referencia, prevaleciendo el beneficio de grandes empresas.

El cambio se produjo en el curso 08-09, cuando los decretos relativos a los requisitos mínimos de los centros marcaron una diferencia clara entre el primero (0 a 3 años) y el segundo ciclo (3 a 6 años) de educación infantil.

«La diferencia es conceptual -explica Lola garcía-. Si consideramos la educación de 0 a 3 años como la primera etapa del proceso educativo le damos una relevancia ajustada a su importancia. Si en lugar de valorar esta primera etapa como crucial, la valoramos desde una perspectiva meramente asistencial, lo que primamos es que el niño esté atendido pero olvidamos su educación».

Este cambio de criterio, que marcaría la diferencia entre una escuela y una guardería, enerva a los profesionales del sector. Amelia Tenorio explica que «el porblema es que al competir por el proyecto económico se hacen rebajas temerarias que tienen efectos nefastos no sólo sobre la calidad de los equipos docentes, sino también sobre el resto de servicios, desde la limpieza a la calidad de la comida o el material pedagógico. Se abaratan las plantillas, se pone a limpiarv a los educadores y quienes tinene más experiencia y pueden irse acaban haciéndolo. El problema es que los padres desconocen esta realidad». Su colega Lola García tiene la misma opinión: «En las familias españolas hay una cultura muy arraigada del cuidado a la infancia, pero no sobre la importancia que tiene la educación en etapas tempranas».

La valoración de los criterios asistenciales por encima de los formativos habría abierto la puerta del sector a grandes empresas de servicios. La subvención del acceso a guarderías privadas mediante el chequ-ebebé (34 millones en el Presupuesto de 2014) habría terminado de poner contra las cuerdas a las empresas decanas de la educación infantil en en gestión indirecta o concertada.

Así también lo creen los sindicatos, desde donde se viene advirtiendo además de que con el actual modelo «está disminuyendo el porcentaje de escolarización en niños y niñas menores de seis años; se está produciendo una escolarización desigual en función del nivel socioeconómico de las familias;se produce una pérdida progresiva de la calidad educativa; y se acelera la privatización del sector».

Carlos es uno de los padres que el año pasado se opusieron al cambio del proyecto educativo en la escuela pública infantil Las Nubes. Tras darse contra el muro de las administración constituyó la cooperativa No me bajo de las nubes junto a otros padres y educadores. «El problema es que matriculabas a tus hijos y no sabías quién le iba a dar clase de un año a otro. La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han apoyado tanto la escuela privada que ahora mismo optar por la pública es casi una cuestión de militancia. Las consecuencias de este modelo han sido desastrosas en todos los sentidos».

#nomebajodelasnubes