Para reducir costes, los profesores se encargan de la limpieza. – elDiario.es

La mala gestión de Ana Botella en una guardería municipal acaba con los profesores haciendo de limpiadores

La dirigía con éxito una cooperativa de docentes hasta el año pasado, pero el Ayuntamiento la sacó a concurso para ahorrar Ahora, la empresa que se hizo con la gestión de La Caracola rechaza renovar el contrato porque las cuentas no le salen

leer Art. de Laura Galaup  En eldiario.es

La empresa adjudicataria de La Caracola, una escuela infantil situada en el norte de la capital, ha rechazado renovar el contrato firmado con el Consistorio para el próximo curso porque “las cuentas no le cuadran”. Los padres denuncian que durante este curso los recortes en material se han repetido y que para cuadrar las cuentas, las profesoras son las encargadas de limpiar el aula una vez han terminado las clases. 

El curso pasado, la cooperativa de profesores que llevaba 24 años dirigiendo la escuela, El Globo Rojo, perdió su gestión después de que el Ayuntamiento de Madrid sacase a concurso 18 centros educativos infantiles. En esta subasta el Consistorio premió a las empresas que realizaban las ofertas económicas más bajas en detrimento de las sociedades que ofrecían un proyecto educativo mejor valorado. 

La empresa que ganó el concurso de La Caracola fue Javier Moreno Ramírez SLNE. Desde su entrada en la escuela el AMPA ha denunciado que los recortes de presupuesto se han ido repitiendo, sus portavoces señalan que la dirección ha intentado reducir el material que utilizan los alumnos en clase.

Además, explican que los recortes afectan directamente a las docentes. “A principio de curso vimos que dentro del equipo no había personal de limpieza. Cuando no hay niños, las educadoras se ponen a limpiar sus aulas y la cocinera se encarga de las zonas comunes”, apunta Nuria (nombre ficticio), madre de una de las alumnas que también llevó a su hija mayor a este centro educativo.

No van a renovar el contrato

En marzo el equipo directivo comunicó a los padres que no iban a seguir gestionando la escuela el próximo curso porque la empresa ha perdido dinero durante este año. “Nos explicaron que con el presupuesto pactado no es rentable. Por eso cuando salga otra vez a concurso harán una oferta superior”, señala Nuria. A los miembros del AMPA no les ha pillado por sorpresa esta decisión. “La oferta que presentó Javier Moreno supuso una baja temeraria y, durante la subasta, pensábamos que iba a ser rechazada”, continúa. “El dueño de la empresa hizo las cuentas planeando que iba a tener todas las aulas llenas y no ha sido así. En noviembre ha tenido que cerrar una de las clases de 2-3 años por escasez de estudiantes”, añade Cristina, que también pertenece a la asociación.
Sigue leyendo

Anuncios
Cita

“Tenemos un espíritu de servicio público y de solidaridad” E.I. La Caracola

NOMEBAJODELASNUBES-CASTIZOSver Artículo en EL MUNDO 

(…) Jaime Lissavetzky, ha denunciado que en los nuevos pliegos de adjudicación de las escuelas infantiles de la capital, prima más el criterio económico — a un 45%”— que el proyecto educativo, que ponderará “un 33%”.

(…) tras tener acceso al pliego (…) para la escuela infantil ‘La Caracola’, situada en el distrito de Fuencarral-El Pardo. El citado pliego contempla que “no se prorrogan los contratos”, como pidió hace dos semanas el portavoz a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y además, recoge una “disminución” del presupuesto de un 13%(de 395.000 a 350.000 euros) y de la aportación municipal del 49 por ciento (de 284.000 a 145.000 euros).(…) Estas bajadas conllevan, (…) una bajada del coste mensual por cada plaza del 18% ( para la administración, las familias pagarán el 99,9 % de la cuota)

El pliego plantea por otra parte un contrato por duración de “un año más otro año de prórroga”, algo que ha criticado por la necesidad de estabilidad que tienen los niños de 0 a 3 años que se educan en estas escuelas. “Han cambiado las normas de juego a mitad del partido”, (…) “la calidad también se basa en la continuidad de los equipos”.

Para Lissavetzky, es de una “ineptitud” y “soberbia extrema” que a un año de las elecciones municipales no se hayan prorrogado estos contratos,(…) 

Sigue leyendo