Mi hijo no ha sido admitido en la escuela pública. ¿Y ahora qué hago?

Leer aquí en YOROKOBU 

Educación por Raúl Arias

ilustración: Raúl Arias

Mi hijo tiene 3 años y no tiene colegio. Solicité cuatro centros del barrio y ninguno lo ha aceptado. Hoy se abre el periodo de matriculación, y nosotros no tenemos dónde. Hay muchos niños más sin escuela en Madrid. Según CCOO, en esta ciudad, hay 16.000 solicitudes sin atender de menores de varias edades.

La pesadilla empezó en las jornadas de puertas abiertas de los colegios.Aquellas sesiones ya auguraban un final poco feliz viendo la cantidad de padres y madres que acudíamos para tan pocas plazas. Lo que vino después fue un periplo de lista en lista, de reclamaciones en el registro, de mails sin contestar, de teléfonos apagados y de asépticos SMS de la Comunidad de Madrid comunicando la mala noticia (de estos colecciono cuatro): NO ADMITIDO. Consulte Centro/Portal Escolar.

Nunca antes un mensaje había causado tanta angustia. Escribo esto en mi segunda visita al SAE. Para los que tengan la suerte de no saber lo que significan estas siglas, aclaro: es el Servicio de Ayuda a la Escolarización. En Madrid hay seis y cada uno de ellos agrupa varios distritos. Ellos escolarizan. En esta fase del proceso, en la que ya se han repartido las plazas que había, acudimos a él los excluidos del sistema educativo. Y aquí estamos. Esperando. Escolarizar es sinónimo de esperar. Al menos, en Madrid.
He llegado a las nueve de la mañana. Dos horas y media después, me pregunto qué coño hago aquí. Una tía borde trata de gestionar la frustración de todos, pero nadie levanta la voz, ni siquiera parecen enfadados. Yo tengo ganas de llorar todo el rato y no entiendo por qué el resto no llora conmigo. Que no tenemos colegio, oiga, que no tenemos. ¿Cómo nos resignamos así de rápido?

Sigue leyendo

Anuncios

¿Qué lugar para los niños y los adolescentes hoy?

Celeste Stecco. para la Mesa Redonda “La infancia y la adolescencia, su lugar en el barrio, en la sociedad y en el mundo”

Me conmueve estar hoy hablando aquí. Quiero agradecer a la actual Junta de nuestro distrito el acto de darnos la palabra. Como parte de No me bajo de las nubes, poder participar en esta mesa redonda tiene toda su importancia. Que las personas que componen la nueva junta nos den un lugar para hablar y quieran escucharnos es una muestra de que hay cosas que pueden cambiar.

La jornada de hoy es una muestra de ello, el hecho de que los niños, las niñas, los adolescentes y sus familias hayan sido invitados a participar de este gran acto que intenta poner de relieve algo fundamental: la consideración de los niños y adolescentes como sujetos de pleno derecho; y que en la organización de esta jornada se haya dado la palabra a los distintos colectivos de nuestros barrios que luchan cada día porque esto se cumpla.

IMG-20151121-WA0008A partir de 1989 España está obligada a cumplir los derechos universales del niño (menores de 18 años). Que exista esa obligación, no garantiza que esto se cumpla. Esto fue mostrado por el informe que el Comité de los Derechos del Niño realizó en el Estado español en el año 2011, en el que señaló el alto nivel de pobreza infantil, la baja dotación de recursos y servicios para la infancia, la deficiente coordinación entre los distintos niveles de la administración pública y los altos niveles de fracaso y abandono escolar. Podemos pensar que algo pasa con el cumplimiento de los derechos universales de la infancia en nuestro país.

Estamos viviendo en un mundo muy complejo, es un momento muy delicado en el que asistimos día a día a las consecuencias que tienen sobre las personas el que se ponga a la política a trabajar a favor de los mercados. Números vacíos y personas que sufren.
Sigue leyendo

Cita

Pequeños ciudadanos del mañana.

niñosyniñas-madrid-nomebjaodelasnubesEcho de menos otro Madrid, porque Madrid no es solamente lo que vemos, respiramos, escuchamos. Madrid es también aquello que nos ocultan, lo que no nos dejan respirar, lo que nos silencian.

Echo de menos una ciudad en la que todos los niños y las niñas tengan las mismas oportunidades de crecer felices y de encontrar el lugar en el mundo que les pertenece.

Una ciudad en las que todos los niños y las niñas tienen derecho a una educación infantil pública de calidad.

Echo de menos una ciudad que no arrincone a los niños, sino que les dedique espacios y plazas que les permitan jugar y aprender con otros y otras niñas.

Echo de menos una ciudad que crea escuelas infantiles, no guarderías en las que aparcar a los niños. Escuelas donde hay espacio para las familias. Escuelas donde se crea tejido social. Escuelas humanas, libres de hacinamiento. Escuelas de cariño, de respeto, de acompañamiento y respeto de la singularidad de cada niño. Escuelas de la creatividad, de la libertad, escuelas en las que los niños y las niñas aprenden a ser ciudadanos, a cimentar la base de su personalidad, a no tener miedos.

Y por este motivo, precisamente, echo de más una administración despreocupada por las niñas y niños en general y, en especial, por los de una edad tan clave y vulnerable como la primera infancia.

Echo de más sus políticas de recortes absurdas. La manera en la que, sin ningún tipo de rubor, han decidido apartar de la educación infantil a las cooperativas de economía social sin ánimo de lucro y entregárselas al peor postor económico: el que menos ofertara por ellas, el más barato, el que menos entendiera lo que es una escuela, el que no tiene reparos en abrir una escuela en septiembre con las aulas vacías y menos y peor pagados profesionales.

Echo de más un gobierno que desprecia a las familias y se sirve de reducir la deuda a costa de nuestro trabajo y esfuerzo, ya que impunemente sube las tasas hasta un 175% haciendo recaer un 90% de la financiación de las escuelas en las familias a través de las cuotas. Y lo que es mucho peor, dejando fuera de la educación a miles de niños y niñas que no pueden pagar su plaza en las escuelas. YOS la llaman publica.

Y tanta nostalgia nos llevó hace ya casi un año a crear la plataforma NO ME BAJO DE LAS NUBES. Un grupo de familias, educadoras, vecinos, amigos… unido para reclamar el sitio que la educación de nuestros hijos se merece. Un grupo que no se ha hartado ni se hartará de salir a la calle, a las plazas, a los medios, a los plenos… a decir bien alto que una sociedad que mire hacia el futuro lo ha de hacer, ineludiblemente, empezando por la educación de los más pequeños. Pequeños y pequeñas ciudadanas del mañana.

 

Madrid también nos echa de menos. Ganemos Madrid.

Hanan Dalouh Amghar.

#nomebajodelasnubes

La educación pervertida

CUANDO LOS NIÑOS SE CONVIERTEN EN CLIENTES Y LAS FAMILIAS EN USUARIAS O LA MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACION INFANTIL

Pilar García Sanz. Directora de la Escuela Infantil Publica “Las Nubes”

Para comenzar el artículo me gustaría citar las palabras del Informe de la OIT para el debate en el Foro de Dialogo Mundial la educación de la Primera Infancia porque son muy clarificadoras:

La importancia de intervenir oportunamente. En décadas recientes, las investigaciones en neurobiología y otras ciencias que estudian el cerebro han permitido determinar que gran parte de la arquitectura cerebral de los niños se desarrolla en los primeros cinco años de vida. Antes de los tres años de edad hay algunos períodos sensibles durante los cuales el desarrollo de los niños puede verse afectado si no reciben estímulos adecuados (UNICEF, 2001, págs. 14-15). Si bien la capacidad de reorganización del cerebro se mantiene durante toda la vida y puede potenciarse mediante intervenciones correctivas, hay acuerdo general en que durante la primera infancia el cerebro se forma a una velocidad que nunca volverá a repetirse (UNICEF, 2001, pág. 14). Cuanto más tiempo tarde la sociedad en intervenir en el ciclo de vida de un niño en situación desfavorecida, más costoso resultará restablecer la normalidad. (Naudeau y otros autores, 2011, pág. 19).

Manifestación en defensa de la educación infantil 6J 2014

Manifestación en defensa de la educación infantil 6J 2014

En la Comunidad de Madrid, en la Educación Infantil 0-3 años, estamos asistiendo al proceso de mercantilización más brutal de toda la historia. La educación de la Primera Infancia ha pasado de ser un derecho a ser un objeto de lucro para algunas empresas, y en muchos casos, un objeto de lujo para las familias que ven como cada vez les cuesta más pagar la cuota de sus hijos en una escuela pública, sin becas y sin cheques guardería, y otras familias que directamente no solicitan su plaza porque no pueden pagarla, razón por la cual hay muchas plazas libres en escuelas públicas de la Comunidad de Madrid, situación que seguimos denunciando.

Sigue leyendo

Toda esta tolerancia, todo este respeto, toda esta atención y escucha….

“Después de trabajar en dos guarderías privadas, enseguida tuve claro que ésta no era la manera de afrontar mi profesión. Entregué mi curriculum al EQUIPO de N.P.E. VAL que me dieron la oportunidad de volver a participar en LA ESCUELA PÚBLICA. De eso hace ya 9 años que NO ME QUIERO BAJAR DE LAS NUBES. Con éste equipo me he formado como profesional, y seguimos formándonos en equipo, descubriendo nuevas formas de educar, de concebir la educación, de mirar a los niños,… otra manera de entender la infancia.Beadebebes-elrubencioEstudiando a la Doctora Emmi Pikler, he encontrado una de las más importantes filosofías sobre la educación infantil, porque considera a cada niñ@ una persona competente, protagonista de su propia vida y sus vivencias. No entiendo porque en esta sociedad “ningunea a los niñ@s”, deberíamos mirar a la infancia con los ojos de la confianza, creer en l@s niñ@s, en su capacidad de descubrir y explorar el mundo por sí mismo, partiendo del respeto, acompañándoles en sus retos y dificultades prestándoles la ayuda que necesitan sin llegar a hacerles sentirse incapaces. El niñ@ que no siente que el adulto le valora como persona se sentirá inseguro y no se desarrollará en plenitud, por ello es muy importante formar un vinculo afectivo sólido.

Educación Pública a la vista.

Educación por Raúl Arias

Ilustración: Raúl Arias

Cantaba un amigo con swing cubano “parece que se cae pero no se cae” .

Esta imagen podría ser sobre como la educación cubana les sirve de barca para salir del país y encontrar trabajo fuera de la precariedad, pero sin ir más lejos ilustra un ranking en el que se valoran las 100 mejores colegios privados españoles. Obviamente esta silla es de la pública y entiendo que está remando a la deriva sin que nadie tenga la intención de lanzarle un salvavidas. Imagino que profesores y estudiantes si estarán luchando por defenderla… pero los padres que somos la otra gran mayoría de la población ¿que estamos haciendo por ella? … la administración obviamente la está reventando con una gran bola destructora de demolición, de éstas de derribar edificios, pero la educación y todo lo público,… tengo la sensación de que lo están haciendo con nosotros dentro.

Me acuerdo que lo primero que encontramos en los periódicos sobre la Escuela Infantil LAS NUBES era uno de estos ranking de El Mundo pero de las Escuelas infantiles Públicas donde salíamos los primeros. No se si los periódicos cuentan lo que observan en nuestra sociedad, o como estamos viendo cada vez más claramente son un poder más para destruirla, pero está claro que lo que está en el punto de mira es otra cosa, lo que interesa ahora es la educación privada.

Sigue leyendo

No éramos conscientes de lo que significa dar espacio al niño para aprender a ser él mismo…

IreneOlimpia-nmbdln

“Olimpia estaba matriculada en otra Escuela cuando Pilar nos llamó a finales de Junio con una plaza disponible si nos seguía interesando. Por supuesto, no lo dudamos. Teníamos claro que lo que queríamos para ella estaba aquí. Buscábamos un lugar donde los niños fueran lo primero, y eso lo percibimos el mismo día que fuimos a conocerla antes de echar la solicitud. Nos encantó ver la participación tan activa que tenían las familias, había varios padres en el jardín en un huerto que ellos mismos cultivan. Dos niños entraban con lechugas para la cocina, aluciné la verdad. No lo había visto hasta ahora. Al ratito salió Pilar del despacho y cuando nos acompañó al salir conocía a los niños, por sus nombres. Me resultó todo muy familiar. En septiembre nos llamó Bea, la educadora de Olimpia, y nos citó a una reunión para conocernos, pero sobre todo a Olimpia. Quería conocer las rutinas y hábitos de la peque, que canción le cantábamos para dormir, sus gustos con los juguetes y no paraba de sonreírla y Olimpia de buscarla. Nos enseñó el edificio y sobre todo el aula de bebés y ví muchas cosas que me llamaron la atención: no ví las esperadas tronas y hamacas que hasta ese momento me habían dicho que esperara en una guardería y sí encontré un espacio diáfano con distintos ambientes y cosas que tenemos por casa que habían convertido el actividades, desde cucharas a botes simples. Nos dio muchas ideas para casa. Te invaden a regalos de marcas pensados para niños y descubres que en casa tienes todo un arsenal para que disfrute durante horas con cosas que ni me imaginaba. A día de hoy el prisma por el que miro lo que cae en mis manos ha cambiado. Lo intento traducir en algo útil para que se convierta en un juego. En ese momento nos habló de  Emmi Pikler y nos quedamos enganchados. No éramos conscientes de lo que significa dar espacio al niño para aprender a ser él mismo…

Sigue leyendo